MÁS INFORMACIÓN: 606 367 338 

Categorías

La asociación de viticultores Vendima logra una póliza de responsabilidad medioambiental

La asociación de viticultores Vendima logra una póliza de responsabilidad medioambiental

16/09/2015· Vendima en los medios

La Asociación de Viticultores Libres do Salnés Vendima ha conseguido una póliza de seguro de responsabilidad medioambiental que cubra posibles accidentes, como por ejemplo en el traslado de productos fitosanitarios por carretera y si se produce un vertido. Según su presidente, Manuel Troncoso, es todo un hito porque estos casos no los cubría ningún seguro y llevan años trabajando para lograr esta cobertura para sus socios.
Troncoso explicó que este tipo de accidentes pueden llegar a costar hasta 60.000 euros al viticultor que lo sufra, sumando posibles multas, así como el operativo de atención de emergencias a un vertido “e iso non o cubre ningún seguro”. De hecho, desde que nació la asociación, hace unos cuatro años, han estado buscando compañías dispuestas, pero no ha sido hasta ahora cuando han conseguido un acuerdo satisfactorio con una gestoría cambadesa.
Troncoso indicó que es una póliza única para todos los socios de Vendima y que la mitad de la cuota se paga con fondos de la entidad y la otra mitad, la abona cada miembro, lo que puede suponer entre 9 y 12 euros al año.


El presidente no ocultó su satisfacción por la consecución de este seguro porque la cuestión preocupaba a sus socios. De hecho, el acuerdo ya está firmado y les entregarán la documentación en la próxima asamblea, que tendrá lugar el 3 de julio en la Casa de Cultura de Dena, a las 21:30 horas. En la sesión también se abordará un cambio en los estatutos y otros asuntos.


Contra el intrusismo


Troncoso también aprovechó para pedir a los nuevos gobiernos que impidan el intrusismo en la plantación de albariño. La asociación inició una cruzada cuando nació  para luchar contra las grandes plantaciones realizadas por profesionales liberales e incluso políticos, según han denunciado en más de una ocasión, que no viven directamente de la actividad, pero que con su presencia en el mercado ayudan a la caída del precio de la uva, en detrimento del pequeño viticultor que vive del campo.